Si viajas para que la vida te sorprenda y además eres amante de senderismo, te vas a enamorar de Masca.

 

¿Estás preparado para la aventura?

¡Hola, viajero/a! Después de tres años de espera, por fin podemos volver a disfrutar del Barranco de Masca: ¡un sendero de referencia en Tenerife! ¿Me acompañas?

Por si no conoces el lugar, Masca es un precioso caserío, que pertenece al municipio de Buenavista del Norte y que está dentro del Parque Rural de Teno. En él disfrutarás de sus pintorescas casas de arquitectura canaria, rodeadas entre impresionantes acantilados junto a majestuosos barrancos.

Una de las novedades de esta nueva etapa es que para hacer el sendero del Barranco de Masca, hace falta reserva. Se realiza a través de la web ,http://caminobarrancodemasca disponible en español, inglés y alemán. En este período piloto, el acceso es gratuito, aunque se prevé que en un futuro haya que pagar; se ha establecido un cupo de 125 visitas diarias los fines de semana y festivos, 25 por cada turno. ¡No lo pienses que las plazas vuelan!

El Centro de Visitantes del Barranco de Masca, está abierto de 8 a 18 horas, y establecido en una bonita casa (Calle El Lomito, 4). Allí, verifican que llevas el calzado adecuado, suficiente agua… y te dan las oportunas indicaciones para el pateo. Otra novedad, hay que ponerse casco (que te prestan); por medidas de Seguridad.

Nos esperan por delante, 10 kilómetros: 5 de bajada hasta la playa y otros 5 de subida; ten en cuenta que el embarcadero aún no está operativo, con lo que no hay la opción como antes de coger un barco hasta Los Gigantes. En cuanto al tiempo para el recorrido, contemplan un margen amplio de 3 horas para descender y 4 para la vuelta.

El sendero cuenta con escalones, cables y cadenas que se han puesto en varios sectores, para facilitar la movilidad; también se han añadido distintos paneles orientativos de distancia y posible peligrosidad. Justo a la mitad del sendero, hay otro control de seguridad, para ver que llevas bien la ruta y para volver a enseñar tu reserva (se repetirá al llegar al nivel del mar).

¡Párate y disfruta!   Por el camino podrás ver: afiladas paredes, un arco, el agua corriendo, su diversidad vegetal…

Al finalizar nos encontramos la Playa de Masca. Esta costa salvaje tan magnética junto con el antiguo embarcadero.

El Barranco de Masca sigue siendo un sendero exigente, que requiere de buena condición física para recorrerlo y mucha atención sobre todo por dónde pisas. El desnivel entre el inicio en el caserío y el mar es de 650 metros, haciéndose especialmente duro el último tramo de la subida.

 

¿Me cuentas tu experiencia?